RofoBlog

Recetas y otras perversiones culinarias

 
SOLOMILLO ADOBADO

Montadito de solomillo adobado

Aquí está. Después del alud de peticiones recibidas me decido a publicar la receta de este plato/canapé/pincho para que podáis prepararlo en vuestras celebraciones.
Como la mayoría de las cosas buenas y sencillas, no tiene nigún secreto:
Ingredientes:
  • Solomillos de cerdo de buena calidad. La cantidad depende del número de comensales y de la bandeja de horno que vayáis a utilizar (mejor de borde alto). Tened en cuenta que la carne debe llenar la bandeja pero dejar suficiente espacio para el adobo.
  • Ajo, aceite de oliva y vinagre de vino blanco
  • Pimienta, pimentón y hierbas aromáticas (básicamente orégano, aunque podéis usar otras)
Preparación:
  • En primer lugar, utilizaremos las manos: salpimentamos los solomillos y los untamos con pimentón (de la Vera si es posible). Los ponemos en la bandeja de horno y los dejaremos así durante un buen rato (1/2 hora aprox.)
  • Mientras, picaremos un par o tres de dientes de ajo en un mortero, añadiremos las hierbas aromáticas y regaremos la picada con aceite de oliva y el vinagre en cantidad suficiente para cubrir los solomillos hasta la mitad aproximadamente (la cantidad de ajo y de vinagre depende de vuestro gusto).
  • Echaremos el aliño en la bandeja con la carne y removeremos todo bien. los solomillos no deben nadar en el jugo sino impregnarse de él. Los dejaremos en el adobo dándoles la vuelta de vez en cuando (de un día para otro es más que suficiente).
  • El horno: introduciremos la bandeja en el horno precalentado a 200º y tendremos los solomillos a esa temperatura el tiempo suficiente para que queden jugosos. Dependerá del tamaño de la carne y del horno del que dispongamos. Como referencia: para 4 solomillos, alrededor de 15 minutos.
  • En el momento de servir: prepararemos una bandeja con rebanaditas de pan, cortaremos rodajas de solomillo (máx 1cm de ancho) para colocarlas encima y echaremos una cucharada del jugo por encima de cada montadito.
  • Y, sin más, ¡a la mesa! (si llega…!).
© Manolo
 Volver a Recetas