Cabo de Gata, verano de 2007

Una nueva visita al Parque Natural.
Mar, Sol y Aire… Olas, Desierto y Levante… Siempre fundido con la magia especial que desprende este maravilloso rincón de Almería. Playas hermosas, caminatas por parajes escondidos y solitarios, buena comida y, sobre todo, paz.
En esta ocasión nos alojamos en la Posada Rural El Ajillo. Un lugar fantástico donde Antonia y Joaquín (y también Nacho y Maite) nos han hecho sentir como en casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>